La representación de la mujer y del toreo unidas por Justin Dingwall

ARTÍCULO ORIGINALMENTE PUBLICADO EN WIRIKO

Como ya lo hiciera con su serie fotográfica Albus para cuestionar las percepciones a través del albinismo, motivo de discriminación y hasta muerte en Malawi, Mozambique, Tanzania y Zambia; el fotógrafo sudafricano Justin Dingwall pone ahora el foco en la tauromaquia, tan asociada a España. Su último trabajo, Beautiful Terrible (Hermoso Terrible, en su traducción al español), se sirve de la práctica taurina para cuestionar la representación social de las mujeres y provocar conciencias. Siguiendo la estela de su obra anterior, The Changing Winds (Los Vientos Cambiantes), en la que entonces era mediante el sombrero como evocaba los múltiples roles a los que se enfrenta la mujer y la carga que eso conlleva, ahora Dingwall profundiza sobre ello en imágenes que la sitúan en el lado del toro y del torero. Con ello pretende simbolizar la carga que conlleva esa visión encorsetada que, sin embargo, se mueve en la confrontación entre debilidad y fuerza, entre belleza y tortura. En Wiriko hablamos con él.

Imagen de la serie Beautiful Terrible (2020), de Justin Dingwall. Fotografías cedidas por el autor.

Ruth Fernández Sanabria: ¿Cómo ha sido el proceso creativo de Beautiful Terrible?

Justin Dingwall: Como con todos mis proyectos, me gusta hacer investigación, exploración y reflexión antes de sumergirme completamente en el proceso creativo. El proceso para Beautiful Terrible ha sido muy lento, especialmente porque una gran parte de él tuvo lugar durante el período de confinamiento de la COVID-19, cuando se pasó mucho tiempo en aislamiento y lejos de la interacción pública. El proceso también fue muy revelador. A pesar de que siempre he sabido que los hombres y las mujeres experimentan caminos muy diferentes, a través de la creación de esta serie se ha puesto de relieve una vez más lo difícil y diferentes que son los viajes de las mujeres. Esta es una de las razones por las que decidí utilizar un formato diferente para algunas de las obras a través del uso de Polaroid, que evoca una crudeza y un sentimiento diferente que me parece que refleja la realidad de una manera familiar, pero desconocida.

R.F.S: ¿Qué busca transmitir con esta serie?

J.D: Al igual que con mis otras fotografías artísticas, el propósito de Beautiful Terrible es iniciar una conversación. Para evocar la conciencia y hacer que la gente piense y hable sobre un tema social. Mi trabajo no se trata de definir una perspectiva u otra, sino de fomentar la discusión y el pensamiento. Beautiful Terrible, específicamente, explora la complicada representación de las mujeres en la sociedad mediante la imagen de una corrida de toros, que puede ser vista como una metáfora que evoca la constante batalla de las mujeres, donde el toro y el torero se entrelazan en una paradoja de similitudes opuestas, donde una mujer puede ser vista como matador y toro simultáneamente. Al evocar una práctica aparentemente hípermasculina como las corridas de toros y centrarla en representaciones de matadoras, esta serie se enfrenta a las perspectivas de la sociedad con imágenes poderosas. Se centra en la percepción y en cómo las nociones estereotipadas se construyen y se colocan sobre las mujeres mediante el discurso social, al tiempo que se profundiza en cómo estas imágenes, que parecen estar fijas, pueden ser cambiadas. La imagen de la corrida de toros en esta serie de arte carga al espectador y golpea sus perspectivas, desafiándolos a enfrentar ideas construidas socialmente. La batalla pasa a ser del propio espectador, que hace frente a estas nociones y sus terribles y hermosas consecuencias.

R.F.S: ¿Podría describirnos cómo percibe, en particular, la representación de la mujer en Sudáfrica?

J.D: Históricamente, e incluso en la sociedad sudafricana de hoy, las mujeres han sido representadas como secundarias a los hombres. Son vistas como la ama de casa sumisa que cuida de su marido y su familia, y cría a los hijos. Incluso en la sociedad moderna, las mujeres se encuentran en gran medida bajo estas percepciones. Y como se las coloca como secundarias y menores, las mujeres son, por consiguiente, objeto de violencia y prejuicios. Aunque el mundo está cambiando lentamente en estos aspectos, todavía son muy evidentes. Sudáfrica era y sigue siendo una sociedad patriarcal. Sin embargo, en los últimos treinta años he notado cómo el equilibrio ha comenzado a despertar. Sólo comparando las experiencias de mi abuela, mi madre y ahora mi pareja puedo ver los cambios a través de estas generaciones. Por supuesto, todavía queda mucho trabajo por hacer. Esa es una de las razones por las que creé este trabajo, para resaltar cuánto cambio tiene todavía que suceder.

R.F.S: El mundo taurino es objeto de una gran polémica en España, ¿qué opinión le merece esta práctica más allá de la metáfora de la que se ha servido para este trabajo artístico?

J.D: La serie Beautiful Terrible no comenta la práctica ni las tradiciones de la tauromaquia, sino que evoca la metáfora del torero con fines artísticos. Las corridas de toros representan tradiciones y cultura frente a los puntos de vista modernos. Son los lados opuestos del cambio, donde la tradición debe ser conservada, mientras que al mismo tiempo el cambio es necesario para avanzar en nuestro mundo. Esto no solo es evidente en España y en el tema de las corridas de toros, sino en muchos aspectos de la sociedad en todo el mundo. Vivo en Sudáfrica, que es un país culturalmente diverso, donde a menudo la tradición y la cultura chocan con la modernidad. Este es un problema continuo y una conversación que no tiene ninguna respuesta fácil o soluciones fijas. Mi trabajo no trata de expresar una perspectiva u otra sobre un tema, se trata de crear una conversación. Estoy de acuerdo en que la corrida de toros es un tema controvertido, que tiene tantos aspectos opuestos que la convierte en la metáfora perfecta para esta serie de arte sobre la representación de las mujeres en la sociedad. Yo mismo estoy en conflicto con mis puntos de vista sobre este deporte. Por un lado, entiendo su elegancia, belleza y la necesidad de mantener las tradiciones y la cultura, pero por el otro estoy en conflicto por su crueldad inherente. De una manera, el toro puede ser visto como un ser honrado y respetado, pero por otro lado la violencia también se destaca. Es esta naturaleza compleja la que surgió en mi mente para esta serie. El mundo siempre está cambiando y a mucha gente no le gusta el cambio, pero para avanzar siento que la adaptación es necesaria mientras se mantenga viva la cultura. Cómo hacer esto es una gran pregunta que debe estar en un estado constante de conversación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s